Wittgenstein y el sentido de existencia.

pato-conejo_wittgenstein

Ludwig Josef Johann Wittgenstein 1889 – 1951 fue un filósofo, matemático, lingüista y lógico austriaco. Publicó el Tractatus logico-philosophicus, que influyó en gran medida a los positivistas lógicos del Círculo de Viena, movimiento del que nunca se consideró miembro pero del que fue un pensador destacado. Tiempo después, el Tractatus fue severamente criticado por el propio Wittgenstein en Los cuadernos azul y marrón y en sus Investigaciones filosóficas, ambas obras póstumas. Fue discípulo de Bertrand Russell en el Trinity College de la Universidad de Cambridge, donde más tarde también él llegó a ser profesor.

Wittgenstein ha sido desde la filosofía europea un crítico muy certero del lenguaje y la pedagogía. a su vez analizo en gran parte la teoría estética e hizo grandes aportes en el tema,  como el mismo sentencia “El movimiento del pensamiento en mi filosofar tendría que reencontrarse en la historia de mi espíritu, de sus conceptos morales y en la comprensión de mi estado”. Compartimos algunas citas escogidas entre otras de su libro: Aforismos y cultura de valor, editorial Austral  1995.

Yo usaría la palabra “filosofía” para la actividad en la cual los errores del lenguaje quedan puestos al desnudo.

Paz en los pensamientos. Ésta es la anhelada meta de aquel que filosofa. 

Un filósofo es un hombre que ha de curarse diversas enfermedades del intelecto antes de poder llegar a las nociones del sentido común. 

Si en la vida estamos rodeados por la muerte, así en la salud del entendimiento por la locura.

Los filósofos se comportan a veces como niños que escriben algunos garabatos al azar en una hoja de papel y luego preguntan al adulto “¿Qué es esto?” – Sucede de este modo: el adulto ha hecho dibujos para el niño varias veces diciendo “esto es un hombre”, “esto es una casa”, etc. Y a continuación el niño hace otro dibujo y pregunta: ¿qué es ESTO entonces?.

Las preguntas del niño no son las preguntas de la persona madura; lo que él expresa no es una demanda por una información precisa, sino asombro. Del mismo modo, los filósofos preguntan ¿Por qué? y ¿Que?, sin saber con claridad lo que ellos plantean al preguntar.  Así hacen expreso un sentimiento de malestar espiritual. 

1997.196.2a.jpg

Hoy en día la diferencia entre un buen arquitecto y uno mediocre reside en que el arquitecto mediocre sucumbe a cada tentación y el bueno las resiste. 

Cada una de las oraciones que escribo está intentando abarcar la totalidad, esto es, la misma cosa una y otra vez; eso a pesar de que simplemente son puntos de vista de un objeto observado desde distintos ángulos. 

En este mundo (el mío) no hay tragedia, ni se da la infinita variedad de circunstancias que dan lugar a la tragedia (como su resultado). Es como si todo fuera soluble en el éter del mundo, no hay superficies ásperas. Lo que esto significa es que la aspereza y el conflicto no se convierten en algo espléndido, sino en un defecto. El conflicto es disipado de una manera muy similar a la de la tensión de un muelle cuando deshaces su mecanismo (o lo disuelves en ácido nítrico). Esta disolución elimina todas las tensiones.

Las dificultades contra las que chocamos son del tipo de las que tendríamos con la geografía de un país para el cual nosotros no tenemos ningún mapa, o apenas un mapa hecho de fragmentos aislados. el país del que aquí se habla es el lenguaje y la geografía su gramática.

Si digo que A tiene unos ojos bonitos alguien podría preguntarme: qué encuentras bonito en sus ojos, y quizá yo le contestaría: la forma almendrada, las largas pestañas, los párpados delicados. ¿Qué tienen en común esos ojos con una iglesia gótica que también encuentro bonita? ¿Deberían hacerme una impresión similar? ¿Qué pasaría si dijera que en ambos casos mi mano se siente tentada a dibujarlos? Esta sería en cualquier caso una definición aproximada de lo bonito. 

Los horrores del infierno pueden ser experimentados en un sólo día: es un montón de tiempo.

Nada es tan difícil como no decepcionarse a uno mismo. 

La gente hoy en día cree que los científicos existen para instruirles, y los poetas, músicos, etc. para darles placer. No se les ocurre la idea de que éstos también tienen algo que enseñarles.

mh_2015_3_1_12_v1_01

Lo que nosotros hacemos en una discusión estética es semejante a la solución de un problema matemático y no a la de un problema psicológico

Las razones estéticas se indicaran mediante la posición de las cosas,  como se hace en los tribunales, haciendo una simulación a escala de los hechos en liza

A lo que yo me opongo es al concepto de cierta exactitud ideal que nos sea dada como a priori. En épocas distintas hemos tenido distintos ideales de exactitud; y ninguno de ellos es supremo. 

Qué actitud tan curiosa tienen los científicos -: “Aún no lo sabemos; pero es cognoscible y es sólo cuestión de tiempo antes de que consigamos saberlo!”. Como si eso se diera por supuesto. –

…La palabra violín describe no sólo el instrumento, sino también el sonido del violín, el tono del violín y la interpretación del violín

Las palabras son actos. 

 Será revolucionario el hombre que logre revolucionarse a sí mismo. 

mh_2015_3_1_10_01-cdm

Textos completos: TRACTATUS LOGICO-PHILOSOPHICUS INVESTIGACIONES FILOSÓFICAS SOBRE LA CERTEZA

Cuadernos Azul y Marrón

Imagen de portada Javier Jubera 

imágenes interiores conteos alternativos: serie la ilustraciones de Wittgenstein – Mel Bochner 

 

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s